Estilos para decorar la habitación del bebé

Como muchxs sabréis estamos esperando un bebé y claro, eso supone algunos cambios en casa (y más con mudanza en la cabeza de por medio). Aunque los primeros meses la nursery pueda ser bastante prescindible, la verdad es que a mi personalmente me apetece tener la habitación ya a punto para cuando llegue el bebé (seguro que a la mayoría os pasa igual).

Como siempre me gusta hacer una primera fase de inspiración, tengo que decir que en materia de habitaciones infantiles cuesta bastante decidir con que quedarse porque es todo adorable! Aunque algunas cosas si que tenmos claras:

  1. Unisex: no queremos caer en el típico todo azul claro porque es un niño, queremos pensar que si fuese una niña tendría la misma habitación.
  2. Funcional: aunque hay mil muebles y accesorios monismos para nursery, vamos a contar con lo imprescindible y practico, ya habrá tiempo para llenarlo todo de juguetes.
  3. Evolutivo: que los elementos que componen la habitación puedan durar unos años y sigan siendo prácticos cuando el bebé ya no sea tan bebé.

Siguiendo esas directrices quería compartir con vosotros algunos de mis estilos favoritos para decorar habitaciones de bebé:

 

Nórdico:

Uno de mis estilos favoritos para deco en general y no iba a ser menos para una nursery. Se utiliza la paleta neutra de colores, combinando blanco, madera y colores pastel, que quedan ideales en una habitación infantil. Además es un estilo que no sobrecarga el espacio, por lo que queda una habitación muy sencilla y practica.

Los textiles y los cojines son los elementos decorativos por excelencia en este estilo, acompañan a los muebles dando un toque de color y calidez a la estancia.

Romántico reinventado:

En principio podríamos pensar que este no es un estilo unisex, ya que normalmente se ha asociado más a habitaciones de niña, pero yo creo que con la combinación de colores adecuada puede servir para ambos sexos.

Este es el estilo más retro-vintage de la lista, y por eso me encanta ya que podemos reutilizar muebles antiguos o de segunda mano. En este caso la madera es el material predominante, combinado con colores algo más llamativos que en el estilo anterior, pero sin alejarnos de los tonos pastel. Se trata de conseguir una habitación moderna a través de elementos que nos recuerden a una nursery del estilo más clásico.

A parte del mobiliario, se suelen utilizar textiles de lino o otras fibras naturales y juguetes y accesorios de madera con aire clásico para decorar.

Mid-century:

Con mi obsesión reciente por los muebles de este estilo como no iba a incluirlo en la lista. Además de la posibilidad, como en el estilo anterior, de reutilizar muebles e incluso personalizarlos.

El nombre del estilo lo describe a la perfección, utilizar muebles con toques retro. En este caso se utiliza también mucho la madera, pero más oscura, todo con líneas rectas y modernas.

Este es el menos minimalista de todos los estilos, ya que en ocasiones utiliza más elementos decorativos y colores más oscuros en textiles, alfombras o cuadros.

 

Rústico:

Y por último el estilo rústico también se cuela en las habitaciones para bebé. No se trata de una habitación rústica la uso, sino de elementos de madera y fibras naturales todo en colores beig, tierra, teja…

A parte de la madera también se utilizan otros materiales como el mimbre (¿habéis visto ya mi post sobre muebles de mimbre?). Es habitual ver cestos dónde colocar al bebé o moisés antiguos con estructura hecha con cañas.

 

¿Os parecen estos estilos tan ideales como a mi?Ya sé que algunos no se rigen al estilo 100%, pero tienen ese toque especial que inspira al estilo que menciono.

¿Por cuál os decantáis? ¿Preferis habitaciones más eclécticas?

 

Como siempre tenéis un tablero en pinterest con muchas más ideas y podéis seguirme también en instagram  @atabalada para inspiración diaria!